4 Consejos ante los celos infantiles (cuando llega un hermanito).


La llegada de un nuevo bebé a la familia puede provocar un montón de cambios repentinos en la vida familiar. Antes de que nazca el bebé, es lógico que los padres dediquen mucha atención y energía a los preparativos del feliz acontecimiento. Y, después del parto, la mayor parte de la atención de toda la familia se centrará en colmar las necesidades básicas del recién nacido.
Todos estos cambios pueden ser difíciles de sobrellevar para el hermano/a mayor. No es nada raro que los hermanos mayores acumulen resentimiento contra el recién nacido por haberles desplazado del centro de atención.

Sigue estos consejos para minimizar esta situación:

1. Reserva un tiempo a solas con tu hijo mientras el bebé está atendiendo. Así puede seguir recibiendo atención que necesita y estar con sus papás.




2. No te fijes sólo en si se está portando mal. Resalta los comportamientos positivos y sus grandes cualidades. Las sigues teniendo aunque le este afectando en su conducta la llegada del bebé.



3. Evita frases negativas hacia el con respecto al bebé, porque le puede generar rabia y frustración.



4. Asignale algunas tareas en el cuidado de su hermanito. Con pequeñas responsabilidades acordes a su edad, él se sentirá parte de la nueva etapa.





Quizá te interese:


Entradas populares

Google+ Followers